Estas tierras no empezaron a estar pobladas hasta bien entrado el Neolítico

Según teorías oficiales, estas tierras no empezaron a estar pobladas de forma estable, hasta bien entrado el Neolítico, unos 3.000 años antes de Cristo, si bien es bastante posible que mucho antes, incluso durante el Paleolítico, ya se había recibido la visita de algunos grupos más o menos numerosos de cazadores nómadas, como lo prueban los hallazgos de algunas piezas de silex, hachas de piedra pulimentada, molenderas, etc.

Durante la edad del bronce, (1.800 – 800 a. de C.) nos ocupan pueblos de metalurgistas y pastores que empiezan a ser más estables. La edad del hiero es la definitiva para el asentamiento de pueblos sedentarios que practican la agricultura. De estos pobladores se conocen asentamientos y restos de su cerámica, con lo cual su presencia está bien atestiguada.

Vista Monzón de Campos

 

No hay duda de que el pueblo Vacceo ocupó esta zona

Del pueblo Vacceo no nos queda ningún resto aunque no hay duda de que también ocuparon esta zona. En las proximidades de Monzón existió un asentamiento Vacceo llamado “Alba” que era una de las que formaron la comunidad de las nueve villas.

De la presencia romana ya tenemos más constancia en esta tierra, además de los numerosos topónimos que aparecen en la zona, (Quintas, Quintanillas, etc,) es posible que en las cercanías estuviera situada alguna villa romana, a juzgar por varios hallazgos efectuados en la zona.

Del paso de los Godos nos queda la necrópolis del Castellar en Villajimena y un par de aras encontradas en Monzón, en lo que pudo ser un cementerio de la época con reutilización medieval.

 

Nuestras tierras sufrieron una progresiva despoblación hacia el norte

Antes de la llegada de los árabes, nuestras tierras sufrieron una progresiva despoblación hacia el norte, debido quizás a la climatología, a las epidemias, o simplemente a la política de tierra despoblada llevada a cabo por Alfonso I. El hecho es que a partir del año 750, nuestros pueblos quedan abandonados.

Por el año 866 , Alfonso I, inició la repoblación de toda esta tierra vacía con idea de llevar los límites del reino astur hasta el Duero. Esta repoblación se efectuó principalmente incorporando elementos mozárabes de al-Andalus y al mismo tiempo iba nombrando Condes que se encargaran de defender sus territorios de las incursiones árabes.

De la fundación de Monzón no se conocen fechas, pero según algunos autores, en el año 906 ya existían dos castillos. Del reinado de Ordoño II ya existe un documento, (Catedral de León) en el que se dice que en el año 916 Monzón pertenecía al obispado de León.

 

La recién fundada Monzón se convirtió en cabeza de un importante condado palentino

En pocos años la recién fundada o repoblada Monzón se va a convertir en cabeza de un importante condado palentino, jugando un papel fundamental, aunque de efímera duración en la agitada vida política del Reino de León y del poderoso Condado de Castilla del siglo X, y va a ser un miembro de la importante familia Ansurez, el que obtenga el Condado de Monzón y los que conviertan a este territorio en uno de los que mayor influencia ejercieron en el siglo X.

Aunque el primer documento que hace referencia a ello es del año 943, parece ser que ya hacía unos años que Ansur Fernández había sido nombrado primer Conde de Monzón. Este era hijo de Fernando Ansurez, que en años anteriores había desempeñado por nombramiento real el cargo de Conde de Castilla.

Con el segundo Conde de Monzón, Fernando Ansurez (950), el condado llega a su máximo esplendor.La influencia política del condado se ve acrecentada por el matrimonio de la hermana del Conde, Teresa Ansurez con el rey leones Sancho I, este acrecentó las posesiones del condado con Tariego y Dueñas.

En esta época, los dominios del condado por el sur llegarían hasta Peñafiel, cuyo castillo pertenecía al condado de Monzón, también los de Paradilla, Torremormojón, Ampudia, Montealegre y Belmonte, así como las iglesias de Támara, la Abadía de Husillos y el Monasterio de Santa Cruz de la Zarza

 

A la muerte de Fernando Ansurez empezó a decaer la importancia del condado

A la muerte de Fernando Ansurez, empezó a decaer la importancia y la autonomía del condado, pues algunos de sus territorios pasaron a depender de los condes de Castilla y tras la muerte trágica del conde castellano García Sánchez, sus territorios caen bajo la influencia del rey de Navarra Sancho III el Mayor. Según la leyenda, en el castillo de Monzón fueron quemados en la hoguera, los tres asesinos del conde, los hermanos Vela, hijos del conde de álava.

En la segunda mitad del siglo XI, de nuevo volvió a destacar la figura del conde de Monzón en la persona de Pedro Ansurez, que llegó a mandar las fuerzas del rey leonés Sancho II, en su fracasado enfrentamiento con su hermano Alfonso VI.
El matrimonio de la Reina Doña Urraca con Alfonso I el Batallador de Aragón se celebró en el castillo de Monzón

Castillo

En el año 1.109, Pedro Ansurez, tutor de la Reina Doña Urraca, hija de Alfonso VI y viuda de Raimundo de Borgoña, apadrinó el enlace matrimonial de esta con Alfonso I el Batallador de Aragón. El matrimonio se celebró en el castillo de Monzón.

El definitivo declinar del condado de Monzón se produce a partir del siglo XII, cuando los monarcas tratan de controlar con mayor vigor sus territorios y se inicia una política de fraccionamiento de los antiguos condados en múltiples merindades, colocando en ellas un representante de su poder denominado merino.

Así el condado de Monzón paso a ser la merindad de Monzón, cuya posesión va a ser muy disputada por la nobleza de la época, puesto que en el año 1.352, estaba formada por 97 lugares y llegaba hasta Herrera. de Pisuerga.

 

Sancho Sánchez de Rojas recibió el Señorío de Monzón en el año 1.340

Sancho Sánchez de Rojas recibió el Señorío de Monzón del rey Alfonso XI en el año 1.340, como premio por los servicios prestados junto a él en varias batallas, después de vencer a los benimerines en la batalla de Salado.

Sancho Sánchez de Rojas, I Señor de Monzón, construyó el palacio amurallado en el lugar que hoy ocupa el ayuntamiento y del que se conserva una buena parte de la muralla, algunas columnas y arcos instalados en la plaza y una ventana de doble arco colocada en la iglesia del Salvador. Posiblemente fuera el responsable de la reconstrucción del castillo, pues su escudo está labrado sobre la puerta.

Otro Sánchez de Rojas, VI Señor de Monzón, a finales del siglo XV, donó a la iglesia del Salvador el retablo de Nuestra Señora de los ángeles que estaba instalado en el palacio.

Juan de Rojas, VIII Señor de Monzón, recibe el título de Marques de Poza en 1.530.

 

Con la desamortización pasan casi todos los bienes a manos del estado

Los sucesivos matrimonios entre Rojas, Enríquez, Sánchez de Ulloa, Condes de Altamira, etc .van acumulando títulos y posesiones hasta que en la mitad del siglo XIX con la desamortización, pasan casi todos los bienes a manos del estado.

Existía en Monzón una importante judería, constatada por importantes hallazgos de lapidas sepulcrales. Dos de ellas se encuentran en la sinagoga del Transito en Toledo.

En el museo del Louvre de Paris, se encuentra un león de bronce de origen musulmán, que parece tratarse de un caño de fuente que posiblemente fue tomado como botín durante la reconquista cristiana, y que fue encontrado entre las ruinas del antiguo castillo.

El 22 de julio de 1.978, se constituyo en el castillo de Monzón, el Consejo de Castilla y León.