La gastronomía en nuestro pueblo, tiene como fundamento la utilización de productos de calidad procedentes del campo, de la huerta, del río y del corral, que desde siempre han sido la alimentación de los moradores de la comarca.

En la actualidad estas recetas tradicionales con un toque de modernidad, constituyen un atractivo más para los que nos visitan y un complemento importante a nuestro patrimonio, nuestra historia y nuestro paisaje.

Los platos tradicionales que podemos disfrutar en la localidad son entre otros:

  • El cocido castellano y otras legumbres como alubias y lentejas
  • Menestra de verduras
  • Las sopas de ajo
  • Lechazo asado y también en chuletillas
  • Pollo de corral y palominos
  • De la caza: perdices, codornices, conejo, etc.
  • Productos del cerdo, embutidos, morcilla de cebolla, etc.
  • Cangrejos de río y caracoles en su época

No pueden faltar los exquisitos dulces de la panadería: Rosquillas, hojaldres, ciegas, pastas tradicionales etc. y para pasar las migas el “carajillo” de Monzón, licor elaborado artesanalmente a base de orujo y café.